¡Ha llegado el día de gloria!: Francia es bicampeona del mundo

Por: 

El primer párrafo de la Marsellesa, traducido al español, recita: “marchemos, hijos de la patria que ha llegado el día de gloria”. Sin duda, Francia marchó con solidez hacia ese anhelo de conquistar el mundo por segunda vez, 20 años después de la proeza en su casa.

No eran los libertadores aguerridos de los que habla el himno nacional, más bien era un ejército compuesto de hombres con glamour, nombre, reconocimiento y técnica. Quizás el más castizo se llama N’golo Kanté, quien hizo un gran Mundial en Rusia 2018 pero estuvo sin tono durante la batalla final.

Kyllian Mbappé, Antoine Griezmann, Olivier Giroud, Paul Pogba, Samuel Umtiti, Raphael Varane, Hugo Lloris. Si se pasaba a revista, se sabía que había una constelación en las filas. Era uno de los favoritos antes de iniciar la “guerra” en Rusia, solo que no entraba como el gran candidato porque, en cruces anteriores, había mostrado falta de sangre.

Pero se acopló al país sede de la Copa del Mundo y supo jugar con cada enfrentamiento. Generalmente su estrategia fue esperar a que su rival propusiera el ritmo y ellos, con tranquilidad, propinaban golpes punzantes con sus armas y superaba las barreras. No era el conglomerado que más gustaba, pero siempre fue efectivo.

Y así llegó a la final con el aguerrido grupo croata, el más guapo del Mundial, el que se aguantó batallas épicas y siempre remó desde atrás. Durante el encuentro, de hecho, el espectáculo lo puso el ejército balcánico, pero los golpes fueron de los galos.

Un autogol de Mario Mandzukic (18′) fue la primera daga, pero hubo una reacción que terminó en un tanto de Iván Perisic (29′), que equilibró las cargas. No obstante, con la ayuda de ese agente externo llamado VAR, Francia contó con una oportunidad de castigo que aprovechó Antoine Griezmann (38′).

El segundo acto de esta puesta en escena se vivió igual: los croatas asustaban con su dominio, parecían cercanos a dar el golpe de igualdad y a seguir generando su historia de hazañas. Pero los galos, vivos, pícaros y pragmáticos, dieron una nueva demostración con una diana de, quizás, su soldado más importe en Rusia: Paul Pogba (58′).

Ante la zozobra que generó en las filas contrincantes, el plantel de Didier Deschamps dio la punzada final con Kylian Mbappé, su soldado con más luminarias. Todo fue la aplicación de una estrategia de espera y de aprovechar las oportunidades, el escenario que mejor se presta en esta confrontación llamada fútbol.

El elenco balcánico volvió a pegar tras un error del capitán galo: Mario Mandzukic capitalizó el insólito descuido de Lloris (69′). Pero ya no había tiempo para epopeyas, en la historia estaba escrito que el 15 de julio (un día después de la celebración de la Toma a La Bastilla) sería otro día de gloria para los franceses.

La copa simbolizará el esfuerzo, la estrategia y la alegría de sumar su segunda conquista a la vitrina. Rusia 2018 será otro recuerdo unánime para la raza gala.

 

Comparte este contenido:

julio 2018
L M X J V S D
« May    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031